Bagels
Editar

Bagels

El origen de este pan es Polaco, concretamente de Cracovia.
Fue la población judía, emigrada a Inglaterra la que llevó la receta, llegando a comercializarse en distintas panaderías. Posteriormente saltó a América del Norte, donde se popularizó hasta el día de hoy, contando con verdaderos adeptos.
La particularidad de los Bagels es que primero se cuecen, y después se hornean, creando de esta forma una corteza de textura especial y una gran esponjosidad en su interior.

Nuria Eme

Ingredientes

6 raciones
  1. --------- Para hacer la masa:
  2. 500 grs harina de fuerza
  3. 50 grs masa vieja
  4. 15 grs sal marina fina
  5. 15 grs levadura fresca de panadero o 5 grs si es seca
  6. 300-325 grs agua mineral templada
  7. 1 cta aceite suave
  8. --------- Para decorarlos:
  9. 1 huevo talla M
  10. Semillas: sésamo, amapola, pipas
  11. --------- Para cocerlos:
  12. Abundante agua mineral
  13. 1 cta colmada de bicarbonato
  14. pizca sal marina
  15. * La masa vieja no es más que un poco de masa del pan que hicimos el día anterior. Si no sueles hacer pan, entonces no la añadas. Pero me gusta más el resultado con ella.
  16. * Como todas las harinas no son iguales, habrá que ajustar la cantidad de agua, según se necesite. Pero ten en cuenta que es una masa hidratada.

Pasos

90 minutos
  1. Editar

    Aunque el paso a paso esté hecho con panificadora, si no tienes esta máquina ni cuentas con amasadora, para hacerla a mano sigue el mismo proceso. El tiempo que tardarás será igualmente de unos quince minutos.

    En la cubeta de la panificadora añadimos la masa vieja y la harina. Si no tienes masa vieja, no pasa nada, te saltas este punto.

  2. Editar

    Añadimos la sal y el aceite.
    Seleccionamos programa amasado {dura quince minutos}.

  3. Editar

    En un vaso, añadimos la levadura y una poca agua templada
    Movemos hasta disolver bien.

  4. Editar

    Añadimos el agua templada a la cubeta.

  5. Editar

    Agregamos la levadura en los últimos cinco minutos de amasado.
    Una vez terminado, dejamos reposar una media hora.

  6. Editar

    La masa es algo pegajosa, pero no añadas más harina, el resultado final de la miga, será maravilloso.

  7. Editar

    Separamos las porciones, las mías de 100 grs cada una.

  8. Editar

    Dejamos los pliegues por la parte de abajo y damos forma de bola.
    Como puedes ver, sigue siendo una masa ligeramente pegajosa tras el levado. Pero se deja trabajar.

  9. Editar

    Una vez todas formadas, a reposar durante una hora, tapadas con un paño humedecido en agua.

  10. Editar

    Tras el reposo, vemos cómo han crecido de tamaño.

  11. Editar

    Con un palo de madera {de una cuchara de cocina} vamos haciendo el agujero central, después nos ayudaremos con el dedo índice para ir agrandándolo poco a poco. Puedes hacer el orificio directamente con el dedo, pero a mí me resulta más fácil de esta forma.
    Si ves que se deshinchan, no importa, cuando los lleves al horno recuperarán la tersura.

  12. Editar

    Dejaremos un gran hueco central, que todavía tienen que levar un rato y si lo hacemos pequeño, se puede llegar a cerrar.

  13. Editar

    Hecho este proceso, forramos la bandeja del horno con papel de hornear, y dejamos los Bagels, así formados.
    Tapamos de nuevo con el paño húmedo y dejaremos levar hasta que crezcan {me llevó cuarenta y cinco minutos}.

  14. Editar

    Pondremos un caldero con agua a cocer, añadimos el bicarbonato.
    Cuando rompa a hervir, bajamos un poco el fuego y sin que borbotonee el agua, introducimos el Bagel. Calculamos un minuto por cada lado.

  15. Editar

    Sacamos los bagels y dejamos templar sobre una rejilla.
    Son fáciles de manipular, pues tras haber hervido, crean una capa externa algo dura.

  16. Editar

    Cuando hayamos terminado con todos, esperamos que estén templados y pintamos con huevo.

  17. Editar

    Pondremos las semillas elegidas en un plato hondo, cogemos los bagels uno a uno con cuidado y por la parte pintada con huevo, lo impregnamos bien con ellas. Podemos presionar un poco, tienen suficiente consistencia y no se deforman.

  18. Editar

    Precalentamos el horno a 210º. En el momento de meter los panes, bajamos a 200º. Posición media. Y entre quince o veinte minutos después, los tendremos listos para comer. Aquí puedes ver el antes y el después de entrar en el horno.

  19. Editar

    Templaditos están perfectos y si quedan fríos los tuestas y tan ricos de nuevo. En este caso van con un coulis de arándanos.

  20. Editar

    Admite infinidad de rellenos, así que tienes por delante un gran dilema, decidir cómo los vas a tomar. Como aquí sirvieron de merienda, en esta ocasión fue un relleno salado.

Añadir un paso
Ahora, ¡Envía una foto del plato terminado! A Nuria Eme le encantará ver cómo quedó.
https://cookpad.com/es/recetas/564444

Preparada y compartida por 1 persona


¿La hiciste? Comparte la foto

Búsquedas relacionadas